viernes, 26 de agosto de 2016

Que le pasa a tu cuerpo si fallan tus riñones

Los riñones son muy importantes para tu salud, por no decir fundamentales. Por ello, debemos cuidar nuestros riñones, y la mejor manera de hacerlo, es conocer las consecuencias que le ocurren a tu cuerpo cuando tus riñones empiezan a fallar. Conócelas a continuación.

Si fallan tus riñones tendrás huesos frágiles

Los riñones son los encargados de producir calcitriol, la hormona que "activa" la vitamina D en tu cuerpo para que fije el calcio en los huesos. Por eso, si no trabajan a pleno rendimiento cae la producción de esta vitamina, con lo que los huesos se vuelven frágiles.

Además, los riñones se encargan de eliminar el fósforo sobrante del organismo, un mineral que cuando se acumula en exceso también impide la absorción de calcio.

Si fallan tus riñones tu corazón sufre 

Si producen poco calcitriol y no eliminan el fósforo que sobra, el calcio se fija en áreas como las válvulas coronarias o las arterias, elevando el riesgo de infarto. Por otra parte, si no filtran bien dejan pasar a la orina proteínas claves para el corazón.

La relación es recíproca porque los riñones también sufren si el corazón falla porque necesitan sangre para funcionar, y si el corazón no la bombea en suficiente cantidad a todo el organismo no pueden trabajar bien.

Si fallan tus riñones la sangre se vuelve más ácida 

Si empiezan a fallar pueden tener problemas para deshacerse del líquido sobrante a través de la orina. Esto provoca retención y te sientes más hinchada. Pero no solo eso, a través de la orina también se eliminan los ácidos sobrantes del cuerpo para que haya un equilibrio en el organismo.

Si no hacen bien esta tarea los ácidos se acumulan en la sangre originando acidosis, un trastorno que provoca cefalea, palpitaciones y deterioro muscular.

miércoles, 24 de agosto de 2016

4 señales que tu hígado no está funcionando bien

Conoce en las siguientes líneas, estas 4 señales que te dicen que tu hígado no esta funcionando bien.

Porque tu higado no funciona bien

1 ¿Has notado cambios en la orina? 

Si tienes la sensación de no vaciar bien la vejiga cuando vas al baño o notas presión en la zona, te levantas varias veces por la noche a orinar pero no lo consigues o lo haces en poca cantidad, puede ser una señal de que los riñones no trabajan a pleno rendimiento. En cuanto al color, si la orina es muy oscura o con sangre es señal de infección en la vías urinarias, piedras en el riñón o de insuficiencia renal, porque los vasos sanguíneos de los riñones están dañados. Y si presenta burbujas o un aspecto espumoso se debe a que hay proteínas que se pierden por la orina.

2 ¿Te sientes fatigada sin motivo aparente? 

Ya hemos dicho que los riñones son los responsables de estimular la médula ósea para que produzca glóbulos rojos, a su vez responsables de transportar el oxígeno de los pulmones a todo el organismo. Pero cuando el oxígeno no llega por una baja producción de glóbulos rojos es normal que te sientas cansada.

3 ¿Estás destemplada O y te dan escalofríos? 

La causa también puede ser un mal funcionamiento de los riñones porque un nivel de glóbulos rojos bajos no solo provoca cansancio y debilidad, también hace que te sientas destemplada o te den escalofríos aunque no haga frío.

4 ¿Te levantas con bolsas en los ojos? 

Los ríñones son los responsables de mantener en equilibrio los líquidos existentes en el organismo. Por eso, cuando bebes mucho, crean suficiente orina para que no los acumules en exceso. Pero si la función de estos órganos disminuye, pierden la habilidad de crear orina. Resultado: acabas reteniendo cada vez mayor cantidad de líquidos, con lo que notas los tobillos más hinchados de lo habitual, sientes que el calzado te va pequeño.

Has conocido estas señales que te harán saber porque tu higado no está funcionando bien. Sigue conociendo más: Mejores alimentos para el higado